Cadáveres

Quizá fueron los golpes que me hicieron cambiar
O simplemente el tiempo que me obligo a no ser el mismo gilipolla que era antes.
Te confieso que a veces envidio a los cadáveres lanzados por las calles
Ya no hay un te quiero.
Un lo siento.
Un te echo de menos.
Ojalá estuvieras aquí.
Siento falta.
Pero a veces pregunto, ¿falta de qué?
¿De un amor?
¿O de compañía?

Robson Marins De Abreuhomeless-man-2653445_1920

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s